Aquí toda la libertad es coacción y un domingo por la tarde termina siendo el comienzo del síndrome #Burnout. Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *