El futuro de los negocios es social, como lo es el amor. El cariño se puede diseñar y se debe centrar en las necesidades del lector, el oyente, el espectador, el cliente o el amado. En el amor el beso a beso ha sido siempre importante. Pero hoy es más importante que nunca debido a Internet.

El sistema nervioso de nuestras sociedades está creando editores de microcontenido de visibilidad inmediata para crear relaciones «líquidas».

Estar pegado al ordenador, a la pantalla electrónica no se trata de ser voager o perder el tiempo de una vida, se trata de experiencias de uso, de pensamiento, de adhesión y amor, por que detrás de cada tweet, blog y correo electrónico hay un ser humano o un robot controlado por un humano. Todo lo que está sucediendo es sociología, psicología y tecnología.

[soundcloud url=»https://api.soundcloud.com/tracks/108377262″ params=»auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&visual=true» width=»100%» height=»130″ iframe=»true» /]

Escrito en la sala URH Joseph LeDoux por Chicho Valentino el día que El ‘Chapo Gúzman’ se escapó de El Altiplano