Cayetana Fitz-James Stuart y Chicho Valentino de Ringholm Lezcano en un retrato inédito de José Vela Zanetti. San Sebastian 1997
Cayetana Fitz-James Stuart y Chicho Valentino de Ringholm Lezcano en un retrato inédito de José Vela Zanetti.
San Sebastian 1997

En 1993 viajaba con la duquesa en el Lusitania camino de hierro a Lisboa. En aquel entonces el maestro Vela Zanetti iba a Portugal a un encuentro de muralistas de México y República Dominicana. Tuve la oportunidad de presentarlos llegando a Valencia de Alcántara, y de aquel encuentro surgió años más tarde esta maravillosa obra.

Con ella siempre pensé que amar era un sentimiento muy fácil de manifestar.  Entregándonos a ese hermoso sentimiento, fue la dirección correcta del respeto donde todo fueron miradas cómplices y risas. Nuestro amor nunca dolió en las noches solitarias y frías o en fechas especiales. Siempre supe que nunca sería suya, porque ella estaba entregada al viento.

_Cayetana: Chicho, Picasso me ofreció en mi juventud posar desnuda para su pincel. Le dije no. Pero este Vela Zanetti es de esos castellanos silenciosos a los que lees “Poemas del Alma” de José María Pemán y no se inmutan. Retratémonos.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/tracks/168276690″ params=”auto_play=false&hide_related=false&show_comments=true&show_user=true&show_reposts=false&visual=true” width=”100%” height=”100″ iframe=”true” /]

Escrito en la Sala URH Stefan Koelsch Madrid, mayo 2015, el día en que hubo monumental pitada al himno de España en el Camp Nou y la ley de Messi dio al Barcelona su 27ª Copa del Rey tras derrotar al Athletic.